PREOCUPACIÓN POR LA POLÍTICA TARIFARIA ENERGÉTICA DEL GOBIERNO NACIONAL

Continuando con la política de reducción de subsidios a la generación y transporte de energía eléctrica que comenzó a aplicar el Gobierno Nacional, y la devaluación del pasado mes de diciembre, la Secretaría de Energía de la Nación ha sancionado los precios estabilizados de la Energía y del transporte y los precios de referencia de la potencia, con vigencia durante el período comprendido entre el 1° de febrero y el 30 de abril de 2024.

Desde FESCOE, preocupa el gran impacto que esta medida tendrá para las cooperativas distribuidoras en su tarifa de compra y, consecuentemente, en los hogares de los asociados y en los sectores comerciales e industriales de cada localidad. En muchos casos, incluso, llegan a duplicarse los valores de la tarifa actual.

Sumamos a lo dicho, la preocupación que nos generan también las futuras medidas en la materia, las cuales serán explicitadas en la audiencia pública convocada por la Secretaría de Energía de la Nación para el día 29/02/2024; en la misma se abordarán las medidas propuestas para la redeterminación de la estructura de subsidios vigentes, a fin de determinar el acceso al consumo básico y esencial de luz y gas natural, donde consideramos que deben contemplarse las diferentes realidades socio-económicas, climáticas, y el acceso -o no- a las redes de gas natural.

Si bien comprendemos que deben realizarse reformas al sistema actual, no podemos dejar de advertir que de llevarse adelante estas medidas en forma de “shock”, se presentarán problemas como la dificultad en el pago de las tarifas, el aumento de la morosidad y la afectación al desarrollo comercial e industrial de cada comunidad.

Queremos transmitir a la población un mensaje claro que impida interpretaciones equívocas y la atribución de responsabilidades a quienes no hacemos más que aplicar normativas nacionales. Las cooperativas no somos formadoras de precios puesto que no tenemos potestades legales y/o contractuales para establecer las cargas impositivas, ni el precio mayorista de la energía. Y en muchos casos, nos vemos perjudicadas directamente por los altos índices inflacionarios.

Las políticas públicas tarifarias deben estar orientadas y concebidas como aporte al desarrollo de la población. También deben contener cánones de calidad de servicio adecuado y cubrir los costos de explotación y comercialización del servicio, garantizando el acceso irrestricto a todos los ciudadanos.

Las Cooperativas somos protagonistas del desarrollo de cada localidad del interior, cumpliendo un rol fundamental en la prestación de los servicios públicos básicos, los cuales se brindan con la calidad que la población se merece y acompañando el desarrollo productivo y cultural local. Somos empresas locales gestionadas por los propios vecinos y nuestro principal objetivo, siempre, es el bienestar de nuestros asociados y de la comunidad en general.